Guillermo del Toro envía a Pinocho a la Italia de Mussolini

Estos child días intensos para el mexicano que en 2018 se llevó la estatuilla dorada a la mejor película y otra como mejor director por La forma del agua El lunes pasado estuvo en Burbank, el barrio de Los Ángeles en el que nació Tim Burton, en una sesión de preguntas y respuestas sobre la versión animada de Pinocho que ha dirigido, que se estrena mañana viernes y que lleva su nombre y apellido en el título: Pinocho de Guillermo del Toro.

Allí explicó que en la adaptación de la novela de Carlo Collodi que ha escrito con Matthew Robbins incluye nuevos elementos como la guerra, la pérdida de un hijo y la reencarnación. “Me pareció interesante tener a un padre que ruega que regrese su hijo perdido, y que luego no le reconoce cuando ese sueño se concreta. También quería que esta versión fuera todo lo contrario de lo que Pinocho ha sido siempre, que en lugar de celebrar la obediencia, lo hiciera con la desobediencia. Que en lugar de que todos le enseñen a Pinocho y que él cambie, que él no cambie demasiado”, afirmó en la conversación.

Y aunque Del Toro admitió que fueron muchas cosas las que mantuvo de la historia initial, como los conejos negros de la muerte, siempre tuvo un fino equilibrio entre preservar algunas cosas e ignorar otras: “Una de las cosas que me gustan de la novela de Collodi es la brusquedad con que las cosas cambian, y eso lo tratamos de preservar. También tratamos de incluir muchas imágenes del catolicismo. Pero, por encima de todas las cosas, quería que esta fuese una historia sobre padres e hijos, que incluye la peor forma de paternalismo, que es el fascismo. Sabía que si podíamos combinar todas esas cosas, íbamos a crear algo nuevo”, resumió. La acción se ambienta, esta vez, en la Italia de Mussolini.

Sin embargo, el director señaló que su película -117 minutos de animación stop-motion- es muy distinta al clásico animado de 1940 que popularizó Walt Disney y a la novela en capítulos creada por Collodi en 1883: “Por eso yo quería que en el título figurara mi nombre, porque este no es el Pinocho de Collodi ni tampoco el de Disney. Este es el Pinocho de Del Toro. Cuando la veas, no deberías esperar reconocer mucho de las otras dos, porque en cierta manera es una respuesta a ellas. Sin embargo, algo que tomamos directamente de Collodi que nadie había hecho antes es que el grillo es constantemente aplastado”, reveló

Esta nueva adaptación incluye nuevos elementos como la guerra, la pérdida de un hijo y la reencarnación

” Empezamos con este sueño unos 15 años atrás”, explicó Guillermo del Toro, a lo que agregó: “Para 2008 ya estábamos metidos trick todo en el proyecto, pero escuchábamos una y otra vez lo que más te suelen decir en Hollywood, que no. Por eso, cuando te dan la oportunidad de hacer una película, no la deberías malgastar haciendo algo que se ha probado antes”.

Del Toro, que en su día intentó comenzar su carrera como director con una película de animación stop-motion en México que no llegó a realizarse porque unos desconocidos destruyeron los decorados, sostuvo desafiante que la animación no es un género para los más pequeños: “Cuando me preguntan si Pinocho es para niños, yo les digo que no, pero que la pueden ver si sus padres se la explican, porque no es un yogur pausterizado que pueden consumir sin que nadie preste atención”, dijo con su característico sentido del humor.

Quería que esta versión fuera todo lo contrario de lo que Pinocho ha sido siempre, que celebrara la desobediencia



Guillermo del Toro Cineasta

Según el director, en su Pinocho, ” estaba convencido de que, si animábamos lo ordinario, iba a quedar algo extraordinario. También les dije a mis animadores que ellos iban a ser los actores en esta película. Con ellos, a los que co-dirigimos trick Mark Gustafson, creamos algunas reglas y quebramos otras. Hubo animadores que solo trabajaron en una escena durante toda la realización de la película. Entraron en un plató y nunca cambiaron durante los 1000 días de rodaje. Les dimos 20 minutos de un personaje y por eso verás que en los créditos figuran al mismo nivel que los actores que aportaron las voces. También les dije que no les iba a llegar una sola recomendación del estudio ni íbamos a cambiar nada. Les creamos un santuario”, sostuvo.


Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.